En el año 1930 D. Jacinto Sánchez Vasconcellos director del periódico local “Tierra Charra”, fundó  esta Hermandad que tomó como modelo la más aristocrática de las Hermandades de la ciudad de Zamora.

Para ello se valió de la talla que está colocada en el muro central del presbiterio y que preside la Iglesia de San Pedro y San Isidoro, nuestro Santísimo Cristo de la Expiración, apellidado del Silencio.

Se trata de una figura correspondiente al siglo XVI o XVII dentro de la escuela castellana según las dataciones realizadas por la Junta de Castilla y León.

Nuestro Cristo, procesiona sobre ricas andas de madera nacidas de la gubia de José Blanes en el año 1946, en las que destacan los cuatro medallones que representan escenas de la pasión de Cristo, obra de Blanes sobre dibujos de D. Feliciano Sierro Malmierca.

Damos un salto hasta 1981, año en el que reseñamos la figura de D. Bernabé Vidríales Bustamante, al que se le nombra por el amor y entusiasmo al Santo Cristo y a la Cofradía, Presidente de Honor. Cabe destacar su dedicación durante los 33 años que estuvo al mando de la Hermandad.

En 1989 bajo la presidencia de D. Tomás Méndez Gómez se produce una renovación de los estatutos y se permite por primera vez la entrada en la Hermandad a las mujeres como cofrades de pleno derecho, cosa que desde su fundación nunca había sido posible.

Dos años después, en 1991 fueron D. Isidro Pérez Rodríguez y D. Tomás Méndez Gómez quienes tomarán como referente la Cofradía del Silencio de Zamora, para inspirar la creación del actual incensario.

A partir de aquí se abre un periodo de duro trabajo que se prolonga tres años hasta que el incensario se hace realidad. En el año 1994 es la primera vez que procesiona.  

Hecho en cobre, con cuatro arcos sustentados sobre tres cilindros en cada punto, como referencia al monumento de las tres columnas emblema de la ciudad y juntándose los arcos en la parte superior coronada con la torre de la Catedral de Ciudad Rodrigo. Es diseñado bajo la tutela y asesoramiento del artesano mirobrigense D. Vicente Fernández Gabriel y es portado por ocho Hermanos.

A continuación, pueden disfrutar de dos documentos históricos, las actas de las Juntas Generales de esos años, en las que por orden se pueden ver:

  • El registro de nuestra hermandad en el Censo Nacional de Cofradías de Semana Santa.
  • La aprobación por unanimidad para que se realizara nuestro insigne incensario, orgullo de la cofradía y único en la Semana Santa Mirobrigense.
  • La autorización escrita para que se estrene el incensario en la Semana Santa de 1994.

El día 22 de octubre de 2006 bajo la presidencia de D. Julio del Castillo y tras estrechar lazos se produjo en el Santuario de la Peña de Francia el “Hermanamiento entre las cofradías del Santísimo Cristo de las Injurias de Zamora y el Santísimo Cristo de la Expiración de Ciudad Rodrigo”, en una eucarística presidida por el Padre Ángel Pérez, rector del Santuario y concelebrada por los capellanes de las respectivas cofradías.

 

Estuvieron presentes el Obispo de Ciudad Rodrigo, el Administrador Apostólico de Zamora y los alcaldes de las dos ciudades. Los presidentes de ambas cofradías, después de firmar un pergamino, intercambiaron banderines conmemorativos y sellaron el hermanamiento de ambas cofradías, comprometiéndose a instaurar una fraternal colaboración para la consecución de sus comunes objetivos.

Desde el año 2011 bajo la presidencia de D. Antonio José Aguilera Luis se moderniza la procesión con la instalación de nuevas tecnologías (Iluminación LED, equipos de radio para la dirección del paso…) y se intenta dar los pasos necesarios para ser nombrados por parte de la Casa Real como “Real Cofradía”.

No podemos dejar de publicar, como parte de nuestra historia reciente, la carta recibida desde la Secretaría de Estado del Vaticano en el año 2013 en respuesta a nuestro escrito de felicitación por su nombramiento que incluye su bendición para nuestra obra.

Los últimos años de presidencia de D. Antonio José Aguilera de Luis se caracterizan como ya hemos indicado anteriormente por la renovación y el esfuerzo en conseguir una mayor gala para nuestra procesión principal. En el año 2016 se incorpora por primera vez en las procesiones de esta ciudad, un caballo cuyo jinete porta el estandarte de la Hermandad encabezando la procesión.

Junta Directiva, que encabezada por el actual presidente D. Luis Alberto García Garduño da a conocer en 2018 la Hermandad en FEARTECO, una feria a nivel nacional, donde se dan cita más de 40 cofradías de toda España, en la que se asistió con su pebetero y se repartió información de la Cofradía y de la Semana Santa de nuestra ciudad.

En el año 2019 nombra a todos los expresidentes de esta Hermandad como Hermanos Honoríficos y en ese mismo año tras todo el esfuerzo de la Junta Directiva se nos ha concedido la reliquia Lignum Crucis (una astilla de la Cruz de Cristo, certificada por el Vaticano como autentica) para poder sacarla en procesión.

En 2020 D. Luis Alberto García Garduño consigue todos los permisos y aprobación de los Hermanos Cofrades para incorporar la reliquia en la carroza del Cristo del Silencio.